En cualquier desarrollo automotriz, la cantidad de partes solicitada a diferentes proveedores suele ser sustanciosa. Para asegurar los niveles de calidad, lo más probable es que se consulten los niveles de capacidad (Índices Ppk y Cpk) de su proceso de manufactura y evaluar si sus parámetros de proceso críticos están completamente bajo control (utilizando tablas de control).

Si esta información no está disponible o si no se pueden establecer índices de capacidad confiables, cabe la posibilidad de tener que revisar las partes que se reciban de tal o cual proveedor.

Sin embargo, sobra decir que esta labor sería muy costosa y llevaría mucho tiempo. Adicionalmente, inspeccionar el total de partes no asegura que las piezas defectuosas serán detectadas y los operadores eventualmente se cansarán de hacer inspecciones repetitivas.

Para ello, el Muestreo de Aceptación de Atributos (Attribute Acceptance Sampling) es una alternativa más eficiente. Para reducir costos, una muestra más pequeña de piezas es elegida (de manera aleatoria para evitar sesgos sistemáticos) de un lote más grande de productos y se inspecciona para determinar su calidad.

Sin embargo, ¿será esta la única forma?

Veamos ¿Cómo asegurar la calidad de materiales en tus proveedores?

 

Muestreo de Aceptación de Atributos (Attribute Acceptance Sampling)

En este análisis se toman en cuenta dos variables:

  • Nivel de Calidad Aceptable (AQL): el nivel de calidad que se espera del proveedor o la proporción de piezas defectuosas que se considera aceptable.
  • Nivel de Calidad de Rechazo (RQL): la proporción de piezas defectuosas que se considera inaceptable y por la cual debería regresarse un lote completo.

La proporción entre la probabilidad de aceptación y el número de piezas defectuosas determinará el destino de un lote determinado. Por ejemplo, si la probabilidad de aceptar un lote cuando el porcentaje de piezas defectuosas es de 1% (AQL) es de 98.5%, pero si el porcentaje de defectos aumenta al 10% (RQL), la probabilidad de aceptar el lote completo será de 9.7%.

El blog de la aplicación de análisis de datos Minitab, profundiza en este ejemplo con gráficos de este análisis con diferentes números de aceptación.

 

Muestra real de producto previo a la compra

¿Qué pasaría si tu proveedor tuviera la capacidad de otorgarte una muestra del producto final para tu proyecto antes de solicitar/comprar un gran número de piezas? ¿Cómo impactaría el desarrollo del proyecto una muestra física que pudieras aplicar a tus prototipos para las pruebas necesarias y con la capacidad de hacer cambios en material o especificaciones?

Esta alternativa ofrece un panorama digno de considerarse por el impacto que puede tener en costos -para ambas empresas-, beneficios -desarrollo en conjunto con un proveedor- y la satisfacción de clientes internos y externos por igual al mitigar riesgos mucho antes de entrar a la fase de producción.

No quiere decir que los lotes subsecuentes no sean sujetos a control de calidad o que se puedan omitir elementos como niveles de capacidad de producción, pero sí abre el camino hacia un diseño mucho más controlado y con posibilidad a mejores soluciones previo a comprometerse con un determinado proveedor.

 

Conclusión

Los métodos de análisis disponibles para evaluar la calidad de producto son un método probado de asegurar el potencial de un proveedor y el nivel real de sus productos. La posibilidad de una muestra previa a un pedido formal abre un camino en conjunto con un determinado proveedor de construir algo que impacte positivamente los resultados de ambas empresas, además de demostrar un involucramiento mayor en cuanto a servicio y satisfacción de clientes.

 

¿Conoces más métodos de evaluación de calidad?

¿Consideras que haya valor en una muestra de producto?

¿Te gustaría que los proveedores contaran con ese tipo de muestras?

¡Únete a la conversación! ¡Tu opinión nos interesa!