Hemos hablado en este blog de los beneficios que aporta un proveedor comprometido así como expuesto estrategias para integrar proveedores al proceso de producción de una empresa. Sin embargo, el día de hoy queremos hablar del impacto que puede llegar a tener un buen proveedor en un tema crucial para cualquier cabeza de proyecto y, por extensión, para una empresa en general.

Hablemos de la relación proveedor-presupuesto en cinco aspectos específicos:

 

  1. Calidad

Al momento de comenzar el diseño de un proyecto, siempre se toma en cuenta la calidad -y obviamente el costo- final del producto. Un buen proveedor podrá satisfacer ambos criterios y ayudar a incrementar la satisfacción de clientes, sin mencionar el reducir la necesidad de retrabajos y devoluciones; lo cual mantendrá el presupuesto en orden, incluso podría generar recortes en gastos proyectados.

 

  1. Tiempos

Es muy normal que el presupuesto de un proyecto se mueva durante el tiempo de realización. Sin embargo, la capacidad de entregar a tiempo y cumplir con las metas cronológicas establecidas es algo que cualquier cliente (interno o externo) valora. Si tus proveedores apoyan el proceso de producción al hacer entregas puntuales de muestras, herramental, pedidos y/o cotizaciones, el costo de cada fase de tu proyecto puede verse impactado positivamente al cortar tiempos de espera/entrega de prototipos o versiones de prueba.

 

  1. Competitividad

Contar con un proveedor cuyos servicios sean competitivos con respecto del marco contextual de la producción puede ofrecer ventajas a nivel económico, de calidad, de tecnología de punta y conocimiento de tendencias industriales. Dichas ventajas pueden afectar drásticamente la forma en la que se proyectan los gastos aún antes de comenzar la producción en forma.

 

  1. Innovación

Partiendo del punto anterior, incluir a un proveedor en el proceso de planeación de un nuevo proyecto puede resultar en innovaciones inesperadas. Apoyarse en el conocimiento que tienen de su propio producto, además de conocer las necesidades de sus clientes aportará un elemento adicional al diseño y proyecciones originales de un determinado plan de producción.

 

  1. Costos

Tal vez el aspecto más obvio de todos, sin embargo, no únicamente dirigido al precio del producto que el proveedor vende. A partir de una relación positiva entre ambas empresas y los acuerdos financieros que acomoden a las dos (financiamientos por producción, postergación de deuda, plazos extendidos en compras nuevas e incluso préstamos o inversiones) los presupuestos de cada proyecto se volverán más flexibles y manejables para ambas compañías.

 

Conclusión

Para cualquier cabeza de proyecto, el factor proveedor debe ser tomado en cuenta al momento de comenzar a proyectar el presupuesto para una determinada operación, puesto que es gracias a esos insumos/partes/servicios que se podrán cumplir las metas de tiempo y costos de la mejor manera. Adicionalmente los insights provenientes de un buen proveedor mejorarán las proyecciones en cada etapa del desarrollo y contribuirán a un mejor manejo del presupuesto general.

 

¿Cómo aportan tus proveedores al tema presupuestal?

¿Qué elementos ayudarían a mejorar tus procesos con la finalidad de recortar gastos?

¡Queremos conocer tus inquietudes y propuestas!